No nos callaranEDITORIAL

Por: José Hernández

El Gobierno Mexicano está ejerciendo una Dictadura de estado de extrema derecha.
Con el despido de Carmen Aristegui de su programa en MVS Radio, quedó más que demostrado la brutal mordaza del Poder Político mexicano. Esta situación es muy grave para la sociedad de este país y mayormente para los medios de información, pues está claro que se trata de una orden fulminante que sin duda vino desde la presidencia de la república.

Carmen Aristegui desde hace mucho tiempo ha tenido enfrentamientos con gentes del gobierno y otros medios como televisa. Y el motivo principal ha sido que ella comunica la verdadera información y no como otros que se limitan a publicar lo que el gobierno quiere que digan y/o que no moleste al gobierno.

A Carmen Aristegui le pusieron un cuatro. La fórmula que utilizaron primeramente fue despedir a dos de sus reporteros, para que ella se inconformara y a la postre tener la razón para despedirla también.

Pero desde luego que la causa fue la investigación que esos dos mismos reporteros llevaron acabo de la  famosa “Casa Blanca” del Presidente Peña Nieto, después otra investigación más y también de otra mansión, pero ahora del Secretario de Hacienda Luis Videgaray, además de otra anterior que se trata del Presidente del PRI un tal Gutiérrez de la Torre, el cual aprovechando su puesto se le acusa de trata de prostitución.

A todo ello le sumamos los acontecimientos en Guerrero y Michoacan o sea de los 43 estudiantes desaparecidos, la matanza efectuada por militares y otros más en ambos estados.

Pero lo que más dolió y peso al gobierno mexicano y más a la figura presidencial fue el asunto de la “Casa Blanca”.

Además Carmen Aristequi, ha dejado ver la corrupción desde debajo de las piedras. Comenzando desde cómo fue que Peña Nieto llegó a la Presidencia, denunciando desde la compra de votos con las Tarjetas Monex, Soriana, y muchísimo dinero inexplicable y muchos artilugios más que uso la campaña para llevar a los Pinos al que antes fuera Gobernador del Estado de México.

Por todo lo anterior y muchísimo más esta periodista, ha sido para el sistema político mexicano una mega roca en el zapato. Y esta atropellada decisión del medio radiofónico MVS seguro que fue obligado por el poder a deshacerse de ella y desde luego que prevaleció una amenaza del poder, al empresario Javier Vargas propietarios de dicho medio.

El empresario Vargas ha tenido desde hace varios años enfrentamientos con el poder político y debe de saber que ese poder es manipulador y sin no se alinean a él, seguro que no hay más negocios y sobre todo tratándose del espectro radio fónico, pues sencillamente no le dan más concesiones.

La gran mayoría de los medios informativos Radiales, Impresos y Televisivos se auto censuran y muchos de estos lo hacen por no perder el jugoso negocio de venderle publicidad al Gobierno Federal, Estatal y hasta Municipal. Son cientos de miles de millones que reciben por concepto de publicidad y sobre todo ahora mismo con las campañas electorales, cuyos comicios serán el 7 de junio en casi todo el país.

Si alguien se la creyó que el viejo y autoritario PRI había desaparecido, debo decirle que se equivocó rotundamente y este Partido no ha cambiado para nada sus prácticas obscuras y si se le deja hacer lo que le venga en gana acabará como Una “Dictadura de estado y de extrema derecha”.

Las señales de Dictadura están a la vista. Basta ver cómo han comprado voluntades de todos los partidos políticos con su “Pacto por México” para llevar acabo las cacareadas Reformas y hasta nombrado un Investigador, “Secretario de la Función” perteneciendo al mismo Gabinete de Gobierno, para que investigue al Propio Presidente y últimamente impusieron a un nuevo Magistrado de la Corte suprema, mismo que ahora estará obligado a proteger a quienes lo impusieron.

A sí que si eres Periodista en México, pon tus barbas a remojar. . . .

¡Hágame usted el canijo Favor!