Bernie Sanders

 

 

 

 

 

EDITORIAL

Por: José Hernández

El actual Senador por el estado de Vermont nació en Brooklyn, Nueva York,  hijo de un inmigrante polaco, estudio en James Madison High School, Brooklyn College y la Universidad de Chicago. Después de graduarse se mudó a Vermont donde trabajó como carpintero y documentalista. En 1981, fue electo alcalde de Burlington, la ciudad más grande del estado, por un margen de tan sólo 10 votos.

Actualmente Bernie vive en Burlington, Vermont, con su esposa Jane. Tiene cuatro hijos y siete nietos.

Como alcalde, el liderazgo de Bernie ayudó a transformar a la pequeña ciudad de Burlington en una de las urbes más vibrantes y habitables de Estados Unidos. En el transcurso de su administración la ciudad logró importantes avances en proveer viviendas accesibles, en fiscalización progresiva, en protección al medio ambiente, en cuidado de los niños, en derechos de las mujeres, en programas para jóvenes y en las artes.

Bernie Sanders es senador por Vermont, uno de los estados más pequeños, enemigo de las grandes corporaciones, con limitados fondos para su campaña y, por si fuera poco, es un declarado socialista.

Sanders fue elegido para la Cámara de Representantes en 1991 y, antes de eso, fue alcalde de la ciudad de Burlington, en Vermont

Aunque fue elegido al Congreso sin declarar una afiliación partidaria, Sanders participa en las elecciones presidenciales con los demócratas.

Al lanzar su campaña, explicó que si se presentara como candidato de un tercer partido, sus posibilidades de victoria serían menores.

A diferencia de otros candidatos, que anunciaron sus ambiciones presidenciales en espectaculares congregaciones fuera de Washington, Sanders hizo su anuncio desde un podio colocado en un jardín del Capitolio.

También según el mismo dice que su campaña hasta ahora la ha financiado con las aportaciones del pueblo y no con ayuda de las grandes corporaciones como la gran mayoría de los políticos en campañas, por ello dice no tener ningún compromiso con grandes corporaciones.

Conocido por su agenda política progresista, es un aguerrido defensor de la expansión de beneficios sociales y de aumentar el salario mínimo.

Sostiene que el país atraviesa una crisis más seria que cualquier otro período, desde la Gran Depresión de los años 30.

Es un confeso enemigo de las políticas que han favorecido a las multinacionales y a los grandes inversionistas. Y está en contra de los bajos impuestos que pagan las grandes corporaciones multimillonarias.

El senador Sander está contra la codicia de Wall Street y de las corporaciones al discutir una propuesta de ley para extender una rebaja de impuestos.