Los Reagan

 

 

 

 

 

 

Los Ángeles 03-07-16 La ex primera dama estadounidense Nancy Regan murió este domingo a los 94 años debido a una insuficiencia cardíaca, dijo una portavoz de la Fundación y Biblioteca Presidencial Reagan, Joanne Drake.

La viuda del presidente Ronald Reagan será enterrada en la fundación, ubicada en Simi Valley (California), junto a su esposo, fallecido el 5 de junio de 2004.

El público tendrá la posibilidad de rendirle un último tributo previo en la biblioteca.

Ex estrella de serie B, Nancy Davis fue criticada en vida por su gran influencia sobre el presidente y a la vez elogiada por su defensa de la dignidad y la herencia política de quien fue su marido durante 52 años.

Se destacó por su apoyo inquebrantable al ex presidente (1981-1989), quien padecía la enfermedad de Alzheimer cuando murió a los 93 años.

Nacida en Nueva York el 6 de julio de 1921, de padre vendedor de autos y de una madre actriz, llegó a Hollywood a los 28 años.

Se casó con Ronald Reagan 1952 y de ese matrimonio nacieron dos hijos: Patti, nacida el mismo año 1952, y Ron, en 1958.

La pareja se conoció en 1951, cuando Ronald Reagan era un actor con trazas de galán antiguo que presidía el Sindicato de Actores, y desenfundaba en filmes del oeste de medio pelo y en los reivindicativos debates gremiales. Durante su carrera en Hollywood, ella salió con muchos actores, incluyendo al tenorio Clark Gable Robert Stack y Peter Lawford. Gable la fascinó pero no hubo romance, que se sepa. Contrajo matrimonio con Ronnie en 1952, y nunca se separaron porque coincidían en casi todo: en las cosas del corazón, en una visión conservadora, con variantes propias, atrevidas frecuentemente, de la existencia y de los asuntos públicos. Estuvieron treinta años juntos, inseparables, antes de alcanzar la presidencia en 1981. En total 52 años de convivencia, hasta la muerte de Reagan en el 2004, vencido por el Alzheimer, sin acordarse de que su desafío armamentístico de los años ochenta a la URSS significó el derrumbe del boque soviético.

Activista en causas diversas, Nancy Reagan popularizó el movimiento contra las drogas “Just say No”, abanderando la lucha contra el uso recreativo de drogas, su primera gran iniciativa, y se involucró en la campaña para acabar con las restricciones a la investigación sobre las células madres, rompiendo con las fila republicanas contrarias a la experimentación. El 27 de octubre de 1986, el presidente Reagan aprobó una ley en contra de las drogas, y estableció una pena mínima obligatoria para los delitos de consumo de estupefacientes. La ley fue muy criticada y Nancy la consideró una victoria personal.