EDITORIAL

Por: José Hernández

Según declaración hecha por Luis  Videgaray secretario de Hacienda el día de hoy miércoles 11 de marzo en el sentido de qBanco de Mexico1ue pondrán en subasta 52 millones de dólares diarios, por un plazo de tres meses y que será para “preservar la estabilidad de la economía mexicana” con ello se pretende contener la depreciación del Peso frente al Dólar americano.

Todo ello justificado por la caída de los precios del Crudo Petrolero. La medida se escucha bien y es un instrumento que los economistas ponen en práctica en tiempos de devaluaciones persistentes.

Pero hablando de mi país México y sabiendo cómo se las gastan los políticos de allá, esto de subastar Dólares no es una mala medida en economía. Pero lo que pasa es que en manos de los políticos actuales esto puede ser una forma de disfrazar el saqueo de la divisa americana, como ya paso en varias ocasiones.

En el sexenio de José López Portillo, el país se quedó sin reservas y con una inmensa deuda externa, que los obligo a nacionalizar los bancos y a sobre endeudarse para pagar las deudas más cercanas.

Y más reciente mente el 20 de Diciembre del 94 México sufrió quizás la más fuerte devaluación, pero lo más grave fue que grandes empresarios y políticos sabían de antemano que se iba a devaluar y saquearon las reservas que tenía el Banco de México antes de esa fecha. O sea saquearon los dólares y luego los devaluaron. Y muchos de los mismos saqueadores se dedicaron a vender en el mercado negro.

Por ello eso de subastar dólares es peligroso sobre todo en un país corrupto como México.

El golpe económico por la caída de precios del crudo está afectando a casi todo el mundo, a unos más que a otros, pero mucho más a los países que producen petróleo y desde luego que dependen en gran parte de las ventas de ese producto en mayor proporción que otros. Aquí en américa los más perjudicados son Venezuela, Ecuador y Brasil en orden de importancia, ya que su principal fuente para obtener la divisa americana es por las ventas de su petróleo.

México tiene una gran ventaja porque no solo obtiene divisas extranjeras por su petróleo, sino que también lo hace al vender autos, maquinaria, comestibles y granos a Los Estados Unidos y en menor escala a otros países, pero el primer cliente son los gringos.

Las últimas cifras sobre la reservas Internacionales en Dólares del Banco de México, (llámese Banco Central mexicano) son la friolera de $ 195,739 Millones de Dólares hasta el pasado 3 de Marzo del presente año 2015.  En cambio Venezuela según cifras que he investigado, sus reservas actuales serian si acaso de $ 21,000 millones de Dólares y con una gigantesca deuda exterior de casi $ 140,000 millones de dólares y con el gran problema político, social y desde luego económico que se agudiza cada ahora más por falta de exportaciones petroleras a buen precio. En el caso de Ecuador no tiene el mismo problema ya que este país no usa moneda propia y la moneda de curso legal desde hace varios años es el Dólar americano, pero sin embargo el Presidente Correa está haciendo como la mayoría, ajustes a su gasto corriente.

Brasil también está en el ojo del huracán petrolero y además tiene ahora mismo un gran escándalo de corrupción específicamente en la compañía petrolera, esta nación quizás tenga que echar abajo todo lo que ha logrado en beneficio de sus pobres.

Por otro lado los que se serán beneficiados con el endurecimiento del Dólar americano, serán los países que exporten servicios, materias primas, maquinaria, prendas de vestir, etc. Porque a medida que sus monedas pierdan valor contra el Dólar, sus precios al mundo serán más baratos y ahí será donde podrán captar muchas divisas para sus bancos centrales.

Desafortunados serán los países que tengan fincada su economía solo en el Petróleo, ellos sí que sufrirán mucho en su economía y por ende sus mismas poblaciones.