ICE POLICIA

 

 

 

 

 

 

 

 

Washington, DC 12-29-15 El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) estaría preparando una operación a gran escala para la deportación de cientos de familias Centroamericanas y huyeron de sus países a causa de la violencia generada.

El influyente The Washington Post publicó que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) están listos para iniciar esta campaña a nivel nacional tan pronto como inicie el próximo año.

The Washington Post, citó fuentes cercanas a la operación, dice que el objetivo del operativo son sólo adultos y niños a quienes un juez de migración ha determinado que deben ser deportados de ese país. Los adultos y los niños serán detenidos dondequiera que se encuentren y serán inmediatamente deportados, dice la publicación.

En noviembre pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el número de niños centroamericanos que huyen de la violencia de sus países y que cruzan solos México con destino a Estados Unidos se duplicó en un año.

Se trata de casi 5 mil niños inmigrantes que fueron detenidos en octubre pasado cuando intentaban cruzar hacia Estados Unidos. Las cifras refieren además que 6 mil 29 familiares que viajaban juntos fueron aprehendidos también el mes pasado, comparado con 2 mil 162 del octubre previo.

El periódico estadounidense dice en su edición en línea que Jeh Johnson, Secretario del DHS, ha estado presionado debido a este nuevo aumento en el número de inmigrantes ilegales en los últimos meses.

El reporte dice que también se ha visto obligado ante la reciente decisión judicial que ordenó al DHS comenzar el desalojo de las familias que viven en los centros de detención.

Marsha Catron, portavoz del DHS, no quiso comentar sobre las posibles operaciones del Servicio de Inmigración pero dijo al medio que Jeh Johnson "ha dicho que nuestra frontera no está abierta a la inmigración ilegal, y si las personas vienen aquí ilegalmente, no califican para el asilo".

Además la información de este periódico comentó que los defensores de los derechos de los migrantes no han sido notificados por el gobierno de Barack Obama sobre la operación.