Otro Ayotzinapa Los 5 jóvenes desaparecidos fueron Incinerados

 

 

 

 

 

 

 

Washington, DC 04-14-16 EFE La impunidad, la corrupción y los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad fueron las principales violaciones de derechos humanos en México en 2015, denunció hoy el Gobierno de Estados Unidos.

La participación de la Policía y de las Fuerzas Armadas en "graves abusos", como "ejecuciones ilegales, tortura y desapariciones", es uno de los "problemas más significativos" de México que señala el informe anual sobre derechos humanos en el mundo que hoy publicó el Departamento de Estado.

La impunidad y la corrupción en las fuerzas de seguridad y el sistema de justicia de México "siguen siendo problemas graves", señala el documento.

"La impunidad ante los abusos de derechos humanos continuó siendo un problema en el país, con índices extremadamente bajos de persecución para todas las formas de crimen", agrega.

Entre las principales violaciones de los derechos humanos en México, EE.UU. señala también que grupos de crimen organizado "mataron, secuestraron e intimidaron a ciudadanos, migrantes, periodistas y defensores de derechos humanos".

Otros problemas que "persistieron" son las "precarias" condiciones en las prisiones, las detenciones y arrestos "arbitrarios", así como las amenazas y la violencia contra los defensores de derechos humanos, periodistas, inmigrantes, y mujeres.

Entre las preocupaciones de Estados Unidos sobre México también están la violencia doméstica, el abuso a personas discapacitadas, las amenazas y la violencia contra indígenas, las amenazas a las personas lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero (LGTB), el tráfico de personas y la explotación infantil.

Preguntado por este informe horas antes de su publicación, el subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de México, Miguel Ruiz Cabañas, defendió que su Gobierno nunca ha negado los retos que tiene en materia de derechos humanos.

"Nunca hemos negado que México enfrenta retos y desafíos en materia de derechos humanos, por eso tenemos una política de cooperación muy abierta, vigorosa, con los organismos internacionales y regionales", afirmó Ruiz Cabañas en rueda de prensa en Washington.

"Lo que hacen algunos informes que hacen algunos países, pues son ellos los que lo dicen. Nosotros tenemos una gran convicción de que se está haciendo un gran esfuerzo por parte del Gobierno federal para atender todos y cada uno de los retos que México enfrenta", agregó.

El Departamento de Estado relata en su informe el proceso de trabajo del grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investiga la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, pero evita cualquier valoración al respecto.

El Gobierno mexicano comunicó hoy a la Comisión que no quiere renovar el mandato del GIEI, que concluye el 30 de abril, mientras que los comisionados estudian la petición de los familiares de los desaparecidos para que sus labores continúen.

El informe anual de derechos humanos del Departamento de Estado, que marca este año su edición número 40, se envía al Congreso para que sirva como referencia a la hora de otorgar ayuda exterior y no incluye un análisis de la situación de derechos humanos en EEUU.