Washington, DC 09-15-17 El presidente Donald Trump desconoce o niega un supuesto acuerdo sobre la protección a los beneficiarios del DACA. 

La líder minoritaria Nancy Pelosi de California y el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer de Nueva York hicieron el anuncio miércoles por la noche, pero el presidente Trump twitteó que no hay acuerdo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders twitteó: Aunque DACA y la seguridad fronteriza fueron discutidos, excluir el muro no fue acordado.

Al final el mandatario tuvo que confesar que existe un acuerdo cercano para solucionar el sismo causado por su intención de suprimir el programa DACA que protege a miles de jóvenes de la deportación. ¿Alguien cree realmente que vamos a botar a jóvenes buenos y educados con empleos, algunos en el ejército?, se preguntó en un tuit por la mañana.

Tenemos un acuerdo en el marco de las negociaciones, afirmó el presidente poco antes de subir al Air Force One para dirigirse a Florida.

Estamos trabajando en un plan para DACA, explicó, y puso una condición: habrá que negociar en seguridad fronteriza masiva y falta mucho por hacer, dijo.

Según Chuck Schumer, líder demócrata en el Senado, y Nancy Pelosi, su homóloga en la Cámara de Representantes, lo que queda por negociar son los detalles de la seguridad fronteriza, siempre excluyendo el muro en la frontera con México.

No todo fue tan sencillo. Dar una salida a los dreamers aleja a Trump de su promesa de expulsar a los indocumentados y no solo eso: por segunda vez en una semana pactaba con los demócratas dejando de lado a los republicanos, su partido.

Si bien el mandatario aseguró que los legisladores conservadores están a bordo, éstos no pudieron ocultar su despecho. Fue una discusión, no un acuerdo o una negociación, sentenció el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dejando claro que sin su voz no va a haber ningún pacto.

No estamos viendo opciones de ciudadanía. No estamos viendo amnistías. Vamos a ver cómo permitir que la gente se quede aquí, aclaró.

Trump marcó sus líneas: sólo habrá acuerdo sobre dreamers si se llega a un acuerdo en seguridad fronteriza extrema, no solo en vigilancia sino en todo lo demás. Y, finalmente, tendremos que tener el muro. Porque si no tenemos el muro, no haremos nada, advirtió.

El muro es el asunto adyacente a toda la polémica. Los mensajes en ese sentido también fueron confusos: a primera hora de la mañana Trump asumía que debería aplazarlo y dejar para más adelante, confirmando que la valla, por el momento, salió de la ecuación.