Fin del mundo

Por: José Hernández

Solo unos cuantos grupos dominan la información a niveles nacionales y mundiales sobre el bien más preciado que debe tener la democracia: como lo es el derecho a la información expedita, real y verdadera.

El panorama mediático nos presenta una gama de empresas de la comunicación al servicio de un mismo interés ya sea de Occidente o de Oriente. Cada uno con marcado interés ideológico, político, mercantil y hasta religiosos.

Si somos observadores veremos que una misma situación es mediáticamente manipulada y presentada al público de forma diferente en muchos de los casos dependiendo del área geo-política donde es originada.

Así podremos entender todo esto en sentido práctico, sólo tendremos que detenernos en el estudio que la propia realidad periodística nos muestra a diario. Me refiero a la cantidad de noticias que constantemente hacen uso los medios de comunicación masivos y que constituyen la mejor prueba de las complejas relaciones que se establecen en la estructura informativa.

Hay medios multinacionales, como agencias de Noticias, cadenas transnacionales, medios nacionales, locales y pequeños como este que escribe ahora. Los primeros son los que hasta ahora proporcionan la mayoría de noticias, así como las cadenas transnacionales y que de ellos los medios más chicos toman la información. Desde luego hay medios nacionales que ellos mismos tienen su propia red de corresponsales que les provee de información propia y fresca.

Pero ahora en este mundo globalizado y hablando de medios internacionales, por lo regular hay solo dos bloques. Los medios orientales y los medios occidentales y/o europeos y ambos tienen sus tendencias propias y diferentes en lo comercial, político e ideológico. Eh ahí la razón de este, mi artículo editorial.

El mundo actual está dividido y sin que importe mucho ahora las enormes redes de comunicación global, sigue existiendo la división y no creo que nunca lo deje de hacer, me refiero a las tendencias ideológicas.

Hablando de lo comercial tenemos ahora mismo dos grandes grupos: El Imperio económico occidental y  y el otro compuesto por China y Rusia. Ambos parecidos pero nunca iguales.

En concreto: Estos grupos hacen que la información fluya según las tendencias de cada uno y esto lo reflejan casi todos los grandes medios multinacionales los cuales reflejan y se identifican con el grupo y la zona al que pertenecen. Además de que en muchos casos se manipula la información inducida por gobiernos y/o grande intereses económicos y políticos.

Por ello este pequeño medio El Mañanero Newspaper, procurará siempre y hasta donde su alcance le sea posible,  ser imparcial y analizar cada información antes de aprobar su publicación. Tratamos de ser imparciales e independientes en lo Social, Económico, Ideológico, Religioso y Político.