Gasolina

Por: José Hernández

La fuerte caída del crudo petrolero de más del 50% ha sacudido el orden Económico-Político a nivel mundial.

Mientras la China continental afianza su gran crecimiento, también ve ahora que los Estados Unidos se alzan como uno de los grandes productores petroleros del orbe. Atrás está quedando la dependencia petrolera de este gran país.

Esta caída en los precios del petrolea ha favorecido enormemente a Los Estados Unidos y por varias razones:

Primeramente ya no se depende de la importación de crudos, pues se ha aumentado la explotación de pozos petroleros y gas, además de que se han sumado otras fuentes alternativas de energía no renovables, como la Energía eólica, Energía solar térmica, Hidroeléctrica, Nuclear y otras.

Los países que se encuentran ahora al borde de la crisis económica pueden ser Rusia, Irán, Venezuela y en menor proporción y hablando también del continente Americano están: México, Ecuador y Brasil.

Pero a los que más les pegará, será a Venezuela e Irán. Rusia es cuestión de que se ponga hacer lo que hizo Estados Unidos buscar petróleo en su propio territorio y seguro que no dependerá de las importaciones, pero eso lleva tiempo. Venezuela es el que para mi opinión será el más castigado de todos. Este País mal conducido políticamente y económicamente a mal gastado los miles de millones de dólares, que en los últimos años ingreso producto de sus exportaciones de crudo. Pero ahora con su economía maltrecha y dependiente al 95% de su única exportación, además sin reservas monetarias suficientes para capear el mal temporal económico, no se ve por donde pueda sobrevivir a esta crisis económica.

Para la nación Iraní, podrá capear el temporal económico negativo, haciendo funcionar su tan mencionado proyecto Nuclear con fines pacíficos y producir algo que ayude a palear la necesidad. Pero respecto a sus ingresos, estos también se verán disminuidos, por las baja en precio y hasta volumen de exportaciones de crudo.

Pero en general esta puede ser una crisis económica mundial, no es necesario ser exportador o mega consumidor de crudo, pues a todos afectará, pudiéndose ver como una gran caída tipo efecto domino.

Por otro lado las buenas noticias, las tenemos nosotros los mortales usuarios de un auto, camión, etc. Sobre todo los que vivimos ahora mismo en Los Estados Unidos, pues en este país se respeta el precio Internacional de los combustibles, pues lo que usted o yo consumimos y ahora mismo lo estamos comprando más barato y similar a los precios de hace 6 años a la fecha.

Hay ciudades o estados de la unión, que tienen precios debajo de los $ 2.00 USD por galón. Aquí en donde ahora escribo estas líneas Milwaukee, Wisconsin el precio es de $ 2.20 el galón, pero al ritmo que lleva hacia la baja, creo que pronto estaremos a menos de $ 2.00 el galoncito. Por hoy estamos ya a $ 2.07 USD por Galón y esto no va a parar ahí.

Esto causa una gran mejoría económica, pues el efecto económico se siente ya. La gente le sobra más dinero para comprar otras cosas al gastar menos en combustibles. Y a ser esto posible el comercio en general ve subir sus ingresos por concepto de más ventas.