U.S. Democratic presidential candidate Hillary Clinton gestures during a campaign stop at a community center in Compton, California, United States June 6, 2016.   REUTERS/Mike Blake

 

 

 

Los Ángeles 06-06-16 la ex primera dama y ex secretaria de Estado alcanzó hoy los 2.383 delegados que la elegirán como candidata en la convención del partido en julio.

De este modo, Clinton será la primera mujer nominada por un partido para las presidenciales en Estados Unidos, por lo que también podría ser la primera presidenta del país.

"Estamos halagados, pero tenemos primarias por ganar mañana", tuiteó la cuenta de Clinton en referencia a la jornada electoral del martes en estados como California, Nueva Jersey y Nuevo México, entre otros.

Su rival, el senador Bernie Sanders, ya dijo que pretende seguir en la carrera hasta la convención en julio.

"Estamos al borde de un momento sin precedentes, pero queda trabajo por hacer", dijo Clinton poco antes de la predicción de AP.

Las matemáticas detrás de los delegados

En el conteo es básico el papel de los súper delegados. A diferencia de los delegados, logrados según los votos de las primarias, los súper delegados son cargos electos y figuras prominentes del Partido Demócrata que pueden votar a quien lo deseen.

Aunque ya han comprometido su apoyo mayoritariamente a favor de Clinton, no emitirán su voto hasta la convención en Filadelfia.

Sanders asegura que pretende ganarse aún el apoyo de esos súper delegados.

Es desafortunado que los medios estén ignorando el mandato claro del Comité Nacional Democrático de que es incorrecto contar los votos de los súper delegados antes de que realmente hayan votado, dijo en un comunicado Michael Briggs, portavoz de la campaña de Sanders.

La secretaria Clinton no tiene ni tendrá el número de delegados requeridos para asegurar la nominación. Dependerá de los súper delegados, que no votan hasta el 25 de julio y que pueden cambiar de idea hasta entonces, agregó.

El director de campaña de Clinton, Robby Mook, consideró la proyección de AP como un hito importante, pero se centró también en la jornada final de primarias del martes.

Una derrota de Clinton en California, bastión demócrata, daría alas a Sanders para competir hasta el final.