california

 

 

 

 

 

Los Ángeles 11-11-16 La victoria de Donald Trump no solo han provocado la caída de las bolsas en el mundo, sino también el renacimiento de un movimiento que impulsa la separación política de California de Estados Unidos.

La elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos ha remecido al mundo y ha provocado, en ese país, el renacimiento del movimiento que promueve la independencia política de California, denominado “CalExit”, una campaña parecida al Brexit.

Los impulsores de este movimiento independentista buscan que California se separe de la Unión Americana y se establezca como un país soberano. Argumentan que es el estado más progresista de la unión americana, con una diversidad étnica que no acepta la ideología de Donald Trump.

California es la economía más grande Estados Unidos y la sexta a nivel mundial, algo que los promotores de la campaña saben muy bien y aprovechan para expresar su rechazo al político republicano. “Si Donald Trump es la cara de Estados Unidos, entonces nosotros necesitamos otra para California”, manifiestan.

Además, un argumento importante para justificar el “CalExit” es la reciente elección presidencial, pues en dicho estado Donald Trump solo alcanzó el 33.3% de los votos, mientras Hillary Clinton logró el 61.5%.

Esta iniciativa también ha sido apoyada, después del triunfo de Trump, por un grupo de inversionistas del sector tecnológico de Silicon Valley, que además mostró su respaldo a la campaña titulada “Yes California”, la cual tiene como fin llevar este pedido a un referéndum.

Los votantes respaldaron en la boleta medidas que incluyeron el uso de marihuana para uso recreacional y un incremento en los impuestos para los ricos. Muchos residentes de California se sintieron ofendidos por las declaraciones de Trump sobre inmigración y otros temas.

Conforme los resultados de las elecciones iban dándose a conocer, los contactos en la pagina de Facebook  aumentaron de 11,000 a cerca de 15,000, y su cuenta de correo electrónico recibió aproximadamente 3,000 mensajes. Marinelli señaló que él no podía darse abasto con los mensajes por Twitter.

Al norte del estado, en Portland, Oregon, dos residentes presentaron peticiones por separado para una iniciativa a votación de 2018 para la secesión de Oregon.

Todo intento de llevar el tema a votación requiere la recolecta de cientos de miles de firmas.