Bruselas 032216

 

 

 

 

 

 

Bruselas 03-22-16 Por lo menos 34 personas murieron y decenas resultaron heridas el martes en la mañana por explosiones en el aeropuerto y en una estación del metro de Bruselas que motivaron alertas de seguridad en toda Europa y paralizaron algunos medios de transportes transfronterizos.

Según un testigo de uno de los ataques dijo haber oído gritos en árabe poco antes de que se produjeran dos explosiones en una zona de embarque en el aeropuerto Zaventem de Bruselas. El fiscal federal afirmó que una de las detonaciones probablemente fue provocada por un atacante suicida.

La emisora pública belga VRT elevó la cifra de muertos a 34, de los cuales 20 fallecieron en la explosión en el metro y 14 en el aeropuerto.

La policía belga y tropas de combate en las calles estuvieron en alerta en las jornadas previas ante posibles acciones de represalia. Los ataques del martes tuvieron lugar en áreas públicas repletas de gente, donde no se registra a todas las personas o sus pertenencias.

Imágenes de video mostraron la devastación en la zona de embarque del aeropuerto de Bruselas con planchas del techo y cristales esparcidos por el suelo. Algunos pasajeros salían de la terminal con sangre en la ropa o aun cargando su equipaje y se veía humo desde las ventanas del edificio.

Varios de los muertos y heridos tenían lesiones graves en las piernas, dijo un operario del aeropuerto, lo que sugiere que al menos una bomba se encontraba dentro de una maleta.

Todo el transporte público en Bruselas estaba detenido y las autoridades llamaron a los ciudadanos a no sobrecargar las redes telefónicas. Además, enviaron tropas adicionales al centro de la ciudad y el Centro Belga para Crisis, claramente preocupado de que haya otro incidente, llamó a la población a "permanecer donde estén".

El periodista de la cadena británica de televisión Sky News Alex Rossi, que se encontraba en el aeropuerto, dijo que escuchó dos explosiones "muy, muy fuertes".

La explosión afectó al metro mientras salía de la estación de Maelbeek, cercana la instituciones de la Unión Europea, en dirección al centro de la ciudad.

Un periodista local twiteó una fotografía de una persona en el suelo cubierta de sangre entre humo frente a la estación de Maelbeek, en la principal avenida Rue de la Loi que conecta el centro de Bruselas con las instituciones de la Unión Europea.

El primer ministro británico, David Cameron, manifestó su consternación por el ataque.

El aeropuerto de Bruselas dijo que había cancelado todos los vuelos al menos hasta las 6 a.m. (0500 GMT) del miércoles y que el complejo había sido evacuado, mientras que los trenes hacia el aeropuerto fueron detenidos. Los pasajeros fueron llevados a autobuses de la terminal para trasladarlos a una zona segura.

Aunque la mayoría de los aeropuertos europeos son conocidos por fuertes medidas de control de pasajeros y de sus equipajes, eso usualmente sólo ocurre después de que los pasajeros se han registrado en el mesón y luego se dirigen a las puertas de embarque.