ARCHIV - FIFA-Exekutivkomitee-Mitglied Chuck Blazer (l) und der Präsident der FIFA, Joseph Blatter, posieren zu Beginn einer Pressekonferenz in Frankfurt/Main (Archivfoto vom 27.06.2005). Blazer hat den suspendierten Funktionären Mohamed bin Hammam und Jack Warner Bestechung «von Beginn» des Präsidentschafts-Wahlkampfs im Fußball-Weltvervand vorgeworfen. «Es war eine Verschwörung der beiden von Anfang an», sagte Blazer in einem Interview der Nachrichtenagentur AP. Foto: Frank May dpa (zu dpa0187 vom 30.05.2011) +++(c) dpa - Bildfunk+++

Blazer Testigo protegido o simple espía?

EDITORIAL

Por: José Hernández

Este hombre barbón Chuck Blazer con aspecto bonachón y muy parecido al personaje navideño “Santa Claus” al que solo le faltaría la vestimenta roja que usa el personaje de ficción, fue el que obligadamente se encargó de espiar y reportar a la justicia americana todo los actos buenos y malos que durante más de dos años sucedieron dentro de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) aquí en la foto luce muy alegre junto al ex presidente Josep Batter de la misma organización.

Para lograr ser Testigo Protegido o Espía, Chuck Blazer primeramente se declaró culpable de corrupción, soborno, fraude, blanqueo, crimen organizado y evasión de impuestos a cambio de convertirse en infiltrado del FBI en la FIFA.

El juez federal Raymond Dearie atendió la petición de la Asociación de la Prensa de Estados Unidos y levantó el secreto sobre la colaboración de Chuck Blazer con el FBI. El ex secretario general de la CONCACAF (1990-2011) y miembro de la FIFA (1997-2013), aceptó convertirse en topo y durante más de dos años grabó con su balón-micrófono sus conversaciones con los miembros de la organización.

Blazer firmó un acuerdo de 19 folios con la Fiscalía General de Estados Unidos. Se declaró culpable de los cargos de corrupción, soborno, fraude, blanqueo, crimen organizado y evasión de impuestos a cambio de convertirse en infiltrado del FBI en la FIFA y de una reducción de tres escalones en su condena. También aceptó una multa de dos millones y medio de dólares que cargó contra su pensión.

El juez Ray Dearie decidió hacer público “el acuerdo del señor Blazer con el Gobierno” ante “el interés de la opinión pública en el caso, el derecho de la Prensa a ofrecer datos exactos a la ciudadanía, la expansión mundial del mismo y la gran cantidad de información ya publicada”. Su señoría confirmó que “el testigo” sufre una grave enfermedad (cáncer de colon, diabetes y problemas coronarios) por lo que ha necesitado ingreso hospitalario y solicitó que, en esa situación, sea protegido y no sea sometido a más presión.

Blazer reconoció ante el FBI que parte del dinero de sus operaciones lo ingresó en el First Caribbean International Bank, en las Islas Bahamas.

Su nombre completo Charles Gordon “Chuck” Blazer nació en Nueva York en 1945. En su juventud trabajó en la Liga de Fútbol de Estados Unidos y fue secretario general de la Concacaf entre 1990 y 2011, y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA desde 1996 hasta mayo de 2013, cuando fue suspendido por 90 días tras haber aceptado coimas por más de 20 millones de dólares de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe.

A mediados de 2014, el ex fiscal norteamericano Michael García, elaboró un informe en el que constata irregularidades en el proceso de adjudicación de Rusia y Catar como las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022.

El documento con más de 400 páginas fue elevado al Comité de Ética de FIFA que concluyó que no se había constatado “ninguna violación o incumplimiento de las normas y reglamentos correspondientes”, según su presidente el alemán Hans Joachim Eckert.

Con este pronunciamiento, Michael García apuntó a la “falta de transparencia” en el análisis de su informe e instó a FIFA a hacerlo público.

Alertada de lo sucedido, la Justicia de Estados Unidos encomendó al FBI una investigación para determinar la veracidad de las denuncias.

Bueno pues esta trama aun dará mucho, mucho más de que hablar, pero la mayoría de sus directivos y hasta simples empleados de FIFA deben de andar ahora preocupados y otros hasta huyendo por si algo les pueda pasar, ya seguro los arrestados hasta ahora estarían “Cantando” o más claro denunciando todo y a todos los posibles involucrado.