militares-muertos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mazatlán 09-30-16 Hoy viernes por la noche se reportó un enfrentamiento armado entre un grupo de presuntos sicarios y personal militar, dejando como saldo la muerte de 5 personas y 10 heridos 6 de ellos de gravedad. Todo ello en la ciudad de Culiacán.

Según los reportes los hechos se registraron alrededor de las 4:00 horas de la madrugada en las inmediaciones de la salida al norte de la ciudad cuando sujetos desconocidos atacaron a sangre fría a los soldados.

Por su parte, el general retirado Moisés Melo García mencionó que esta emboscada podría tratarse de un ataque premeditado, pues los militares ya tenían tiempo en la sierra de Badiraguato.

Además, relató que el violento encuentro se llevó a cabo con armas Barret M82, granadas y armas automáticas, por lo que la intensidad de la disputa fue alta.

Según el reporte, el tiroteo dejó como saldo a 5 soldados muertos y 6 más gravemente heridos con fuertes quemaduras, mismos que fueron trasladados al área de urgencias de un conocido hospital de la ciudad.

Además, se señaló que durante la emboscada y luego de haber concluido el enfrentamiento armado, los delincuentes utilizaron algún tipo de aditamento explosivo para incendiar la unidad donde se transportaban los elementos castrenses.

Según la versión de los hechos de Melo García, los soldados trasladaban a un herido desde la sierra hasta la ciudad capital para que recibiera atención médica, cuando fueron sorprendidos por más de 8 vehículos pertenecientes a los presuntos sicarios.

Finalizó señalando que los militares heridos se encuentran siendo atendidos por paramédicos de Cruz Roja.

Sobre el estado del sujeto al que transportaban los militares desde la sierra, se presume que los sicarios se lo llevaron, resultando herido un paramédico de la ambulancia en la que era trasladado.

En el lugar quedaron tirados cientos de casquillos de diversos calibres pesados, además, vecinos del sector mencionaron que se vivieron minutos de terror, pues el sonar de las armas era tan fuerte que se tuvieron que esconder y tirar al suelo, incluso dentro de su domicilio.

Al lugar de los hechos arribaron elementos de la policía para llevar a cabo el aseguramiento del área, además de peritos de la Procuraduría General de Justicia quienes se encargaron de levantar registros y llevar a cabo labores de campo.

Posteriormente autoridades ordenaron el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense